Qué Modelo Elegir-Sillas Eléctricas

Peso Usuario

Para usuarios con pesos inferiores a 110 kg puede servirle cualquier silla convencional. Superado ese peso o para personas de gran tamaño es conveniente consultar las prestaciones de potencia en función de sus necesidades y las medidas del asiento para su mayor confort.


Ascensores

Si necesita acceder a un ascensor, verifique las dimensiones del mismo
(las limitaciones suelen venir por la profundidad) y verifique las longitudes de las sillas y las posibilidades de plegar/extraer los reposapiés.


Peso silla

El peso de la silla es un factor importante para aquellas personas que necesiten subir la silla al maletero del coche. Encontrará 3 tipos de silla por su peso y tipo de baterías

Sillas convencionales

La caja de baterías es desmontable (suele ir en una bandeja trasera) y se pueden desmontar además algunos otros elementos como reposabrazos, reposapiés, acolchados, joystick...

Estas sillas suelen tener un peso importante y al desmontar las baterías y otros elementos se pueden plegar, quedándose en un peso medio (en torno a 40kg, o 30kg si tienen chasis de aluminio).

El proceso de desmontaje y montaje requiere un cierto tiempo y movimientos a tener en consideración en función de la movilidad de la persona que los realice.

Sillas de plegado rápido

(Libercar Power Chair)

Estas sillas llevan una batería a cada lado, de manera que para plegar la silla no hace falta manipular las baterías y se pliegan en pocos segundos.

Son muy prácticas a la hora de plegar y subir al maletero, aunque al igual que las sillas convencionales hay que valorar la fuerza de la persona que va a subir la silla al maletero.

Sillas Ultra-Ligeras

Estas sillas construidas en chasis de aluminio y con baterías de litio ofrecen unos pesos muy ligeros (en torno a los 20kg-25kg) lo que facilita en gran medida levantar la silla cuando la persona que lo hace tiene también algún problema de movilidad o no tiene mucha fuerza.

La tecnología litio es una tecnología muy ventajosa, ya que permite incorporar mayores prestaciones en pesos muy ligeros, pero las baterías de litio son algo más caras que las baterías de gel/plomo convencionales.

Aunque estas sillas suelen estar homologadas para pesos de hasta 120kg, desde Scooterland recomendamos a las personas de más de 100kg que nos consulten el uso que pretenden dar a la silla para poder asesorarles en confianza.

Otro punto a valorar en estas sillas es si traen de serie 1 o 2 baterías de litio, ya que aunque normalmente se puede pedir baterías adicionales, el precio de las baterías de litio es alto y repercute de manera importante en el precio final de la silla.

Joystick acompañante

Algunos modelos ofrecen la posibilidad de incorporar un joystick para que conduzca la persona que empuja la silla en lugar de la persona que va sentada.

Un segundo joystick para mantener ambas posibilidades simultáneamente. Esta opción suele ser cara ya que implica incorporar un segundo joystick así como adaptar la centralita para el control de ambos mandos.

Utilizar el mismo joystick intercambiándolo de posición: esta opción suele requerir alguna pequeña adaptación para poder fijar el joystick en la maneta de empuje, y aunque implica realizar una pequeña maniobra para cambiar el joystick de una posición a otra, es mucho más económico ya que nos permite utilizar el mismo joystick de serie.

Antes de comprar la silla, le recomendamos valorar la opción de joystick acompañante, ya que en algunos casos el usuario puede conducir la silla normalmente e el momento de la compra, pero en un futuro su enfermedad puede provocar que pueda perder facultades para conducirla y sea necesario que la conduzca la persona acompañante. En ese caso quizás le interese pedir la silla ya adaptada para esa posibilidad.

En cualquier caso, si tras leer esta breve guía, tiene cualquier duda, consúltenos sin compromiso e intentaremos ayudarle en todo lo que nos sea posible.